Me va a costar no ser repetitivo cada semana, amigos, pero como me va a resultar difícil responder a todos, de nuevo gracias por vuestro apoyo, colaboración, ayuda desinteresada, o no :-) :-), y por vuestra paciencia. Anoche TWISION, en su tercera emisión en VEO7, mejoró los resultados de la semana anterior, el jueves previo a la Semana Santa. Tuvimos un share del 0,65% de la audiencia en el total sistemas, con 65.000 personas que visteis el programa entero y 900.000 que pudisteis verlo durante al menos cinco minutos. Estos datos, antes del apagón analógico nos hubieran acercado al 1% de share.

Estamos satisfechos. Un programa de televisión es como un hijo al que hay que ir alimentando, al que hay que cuidar y mimar, al que hay que enseñar a cometer los menores errores posibles. Un programa de televisión, como los seres humanos, busca su sitio, en la vida que es una parrilla de programación de una cadena de televisión.
Después de analizar los resultados de la encuesta que hice hace dos semanas en este blog, tras estudiar al detalle los datos de audiencia, el target de espectadores que tenemos, leer los centenares de correos electrónicos, el equipo de VEO7 hemos decidido cambiar de día y de hora de emisión. A partir de la semana que viene TWISION pasará a emitirse los viernes a las 20,00 horas, hasta las 21,00. Es decir, que volveremos a vernos el viernes 16 a las ocho de la tarde para ofreceros el cuarto programa.
Anoche tuvimos en el primer bloque varios problemas técnicos de sonido derivados de la conexión de Skype con el hacker español residente en Houston (Texas). A esos problemas (ya se sabe que nunca vienen solos) se sumó una pista que se quedó abierta por la que entraba una música indebida y ello tuvo como consecuencia que los primeros ocho minutos del programa se escucharan mal. Os pido disculpas. Como dice el tópico, cosas del directo. No volverá a ocurrir.
Creo que la incorporación de @gonzalocolomer, nuestro buscador de gadgets, va a aportar cada semana cosas divertidas. El estreno no pudo ser mejor. Cuando ayer mismo por la mañana, Gonzalo me dijo que tenía el I Pad le agradecí enormemente el esfuerzo que había hecho para debutar en TWISION aportando una novedad de ese calibre. Creemos haber sido el primer programa de televisión en España que presenta la novedad tecnológica del año, y nos gusta ser pioneros.
Vamos a seguir trabajando para cada semana mejorar un producto que estamos convencidos de que se va a abrir un hueco como referencia de una televisión comprometida con el universo de las redes sociales, uno de los fenómenos más importantes en el lenguaje y la comunicación que ha conocido la humanidad. Estamos muy orgullosos de en tan sólo tres programas poder decir que somos ya (todos, vosotros y nosotros) una referencia en España, en Europa y en el mundo. Así lo han reconocido prestigiosos medios de cumunicación de los cinco continentes. Esto es un acicate para nosotros, que estamos empeñados en abrir un hueco en la programación de VEO7 a la opinión de quienes os expresais en los medios no tradicionales, y que teneis todo el derecho a ocupar un espacio que hasta ahora no existía. No nos vamos a dormir en los laureles. Pensamos que en la vida hay que actuar, moverse, tomar decisiones, y nosotros siempre acertaremos o nos equivocaremos por arriesgar, por estar vivos, por buscar la excelencia, nunca por quedarnos quietos, por no dar un paso adelante, por acomodarnos.
El lunes próximo creo que va a ser un buen día. No os puedo adelantar nada, pero me han llegado rumores de que va a pasar algo que nos va a gustar a todos, que nos va a servir para redoblar esfuerzos y hacer de TWISION lo que todos queremos que sea.
Seguimos trabajando amigos. No vamos a cesar. Vamos a conseguir lo que pretendemos. Pero sin vosotros no será posible. No dejeis de estar ahí, de aportar, de ser inquietos, de expresaros con libertad. Nos va a todos el éxito. TWISION es vuestro programa.
El proximo viernes, a las 20,00 horas, a las ocho de la tarde, volvemos a estar en el aire, en directo. Contamos con vosotros. No nos falleis. Nosotros no os vamos a fallar. A por ello.