• El doctor Maudes fue quien les dijo que había “un 90%” de posibilidades de que Morente falleciera
  • El lunes se celebra el juicio por el despido del doctor Maudes tras hablar con ABC Punto Radio

MELCHOR MIRALLES/PUNTO RADIO

El director de la UVI de la Clínica La Luz, doctor Antonio Maudes, advirtió a la familia de Enrique Morente que les estaban informando “con miedo y mal desde el principio”, en relación con el estado de salud del cantaor tras la segunda operación quirúrgica a la que le sometió el cirujano docto Moreno y de la que salió en coma cerebral.

Así consta en la grabación de una conversación que Maudes mantuvo con el yerno del cantaor, el torero Javier Conde, el día 10 de diciembre pasadas las 13 horas.

“Es difícil hablar con Moreno de lo que ocurrió”, dice Maudes. “Él informó mal a la familia. No ha planteado el riesgo, tenía que haber hablado con claridad”, se lamentó el doctor. A continuación, Conde le preguntó “¿Por qué nos mintió?”, a lo que Maudes respondió con claridad: “Por su ego. La cirugía es complicada y puede pasar, pero su ego no le permite”.

En la denuncia que Javier Conde presentó el día 11 en los juzgados acusan al doctor Moreno de ocultarles información y de engañarles en relación con el estado de salud de Moreno.

Estas grabaciones prueban que, por el contrario, el doctor Maudes sí quien les informó de que Morente tuvo “un problema muy serio durante la cirugía. Se tienen que hacer a la idea de que la lesión cerebral es muy grave”, le dijo.

Al recibir esta información, Conde le preguntó: “¿Se muere?”. “En un 90%”, respondió Maudes.  Y añadió que la cirugía a la que fue sometido Morente “es de muchos riesgos”, por lo que “muchos cirujanos no te operan”.

Por otra parte, las conversaciones revelan el tacto con el que el doctor Maudes transmitió la información a la familia Morente. “No sé cuanto tiempo va a estar en esta situación. Ayer no lo dije porque estaba Estrella delante”, explicó a Javier Conde en referencia a Estrella Morente, su esposa e hija del cantaor.

Minutos más tarde, el propio Javier Conde pidió al doctor Maudes que suavizase el hecho de que Enrique Morente subió a quirófano con un fortísimo dolor, que fue, en opinión de la familia, él único dato que recibieron del personal de quirófano.

“No sé cómo voy a frenar que mi suegra le ponga una querella a este señor. Quiere que este señor asuma su responsabilidad”, añadió. Al día siguiente fue presentada la denuncia. A los dos días, falleció Enrique Morente.

Maudes, despedido

El doctor Maudes fue el primer médico exonerado por el juez de toda responsabilidad, motivo por el concedió una entrevista a ABC Punto Radio en la explicó la actuación de la UVI en los 10 días que el cantaor permaneció ingresado en la Clínica La Luz.

Al día siguiente, como informó ABC el pasado 25 de enero, fue despedido de sus responsabilidades. En una nueva entrevista con la emisora, aseguró que le habían despedido “por ejercer su libertad de expresión”, porque no dijo nada “nada que pudiera dañar a la clínica”.

El juicio por la demanda que el doctor Maudes presentó contra la clínica se celebra este lunes en Madrid. Cobran especial interés la declaración de Jose Maria Sanchez de la Peña, dueño de La Luz, y Joaquín Martínez, actual gerente.

El doctor Maudes fue nombrado director de la Unidad de Cuidados Intensivos Clínica La Luz con el objetivo fundamental y prioritario de reorganizar la UVI  en varios aspectos: personal, organización del trabajo, protocolización de los procesos, informatización de la documentación clínica y mejora de la calidad asistencial.

Según ha confirmado personal de la clínica, hasta entonces, la UVI era extensión del “todopoderoso” doctor Moreno, puesto que el antecesor de Maudes, el doctor Liste, “actuaba a la sombra económica del cirujano y toleraba lo intolerable”. Por este motivo, “hubo muchas y reiteradas protestas ante la Dirección de la Clínica de médicos, enfermeras y familiares de enfermos”.