• El trasplante se inició a las 00,05 y terminó a las 20,05, y Moreno dice que operó a Morente entre 3,30 y 6,30
  • El abogado de los Morente, Ignacio Gordillo dice que “la investigación da un vuelco y Moreno queda en posición difícil”
  • El juez acepta finalmente que declaren la viuda del cantaor y Javier Conde

MELCHOR MIRALLES/JUAN FERNANDEZ-MIRANDA

ABC Punto Radio

La madrugada del 5 al 6 de diciembre de 2010, en dos centros hospitalarios de Madrid se practicaron dos operaciones quirúrgicas al mismo tiempo. Una fue un trasplante de hígado en el Hospital 12 de octubre; la otra una intervención de urgencia al cantaor Enrique Morente en la Clínica La Luz. Las dos fueron realizadas por el mismo cirujano, el doctor Enrique Moreno. Al menos eso dicen los informes clínicos que ambos centros han presentado ante el juez que investiga las circunstancias de la muerte de Morente. Por tanto, o el doctor Moreno estuvo en los dos lugares a la vez o alguien miente.

Según ha certificado el Hospital 12 de octubre de Madrid en un escrito dirigido al Juzgado número 52 de Madrid, donde se investigan los hechos, la madrugada en la que el cantaor fue operado en La Luz, el doctor Moreno se encontraba en ese hospital público madrileño realizando una intervención quirúrgica, en concreto un trasplante de hígado. Con estos documentos, este hospital desmonta el relato de hechos aportado por Moreno en los documentos de la clínica La Luz, según los cuales fue él quien operó a Morente aquella noche.

Gordillo: “Moreno queda en una posición muy difícil”

La razón por la que el juez ha solicitado este informe al Hospital 12 de octubre es una petición de la familia como consecuencia de que varios testigos hayan manifestado que el cirujano Moreno no estuvo en la Clínica la Luz durante la operación del cantaor. Es más, la familia asegura que sólo vieron a Moreno dos horas después de que finalizara la intervención, en torno a las 7 de la mañana, y vestido de calle.

En opinión de Ignacio Gordillo, abogado de la acusación en nombre de la familia Morente, “este dato aportado por el 12 de Octubre es gravísimo, supone un vuelco en la investigación y coloca al doctor Enrique Moreno en una posición muy difícil. Es imposible estar haciendo dos operaciones a la vez”.

El documento aportado por el 12 de octubre ante el requerimiento del juez Fermín Echarri precisan las horas exactas en las que tuvo lugar el trasplante de hígado y que el cirujano que el cirujano que la realizó fue el doctor Moreno. Está firmado por la directora gerente del hospital, Carmen Martínez de Pancorbo González.

Ambas operaciones coinciden en el tiempo

En la documentación clínica constan los siguientes documentos: hoja circulante actividad de quirófano, registro informático, libro de enfermería de quirófano y gráfica de anestesia. De todos ellos, el hospital rescata los siguientes registros: la entrada en quirófano del paciente fue a las 00.00 horas; el inicio de anestesia, a las 00:05; la incisión, a las 5:20; la hora de terminación (cierre), a las 19.25; y la salida de quirófano, a las 20.05. Los cirujanos fueron los doctores Moreno González, Abradelo de Usera, Justo Alonso y Osorio Silla. Los anestesistas, Martínez de Guerenu Alonso, González González y García Gómez.

En la otra operación, la que tuvo lugar en la Clínica La Luz, la hora de ingreso en quirófano del paciente es las 3:30 y la hora de salida las 6:30, según la información aportada por el equipo médico del doctor Moreno. Es decir, contrastando ambos informes resulta que ambas operaciones coinciden en el tiempo, al menos entre las 3:30 y las 5:20 de la mañana, horquilla de tiempo en que estaban en quirófano los dos pacientes a los que supuestamente operó el doctor Moreno.

Finalmente declararán Aurora Carbonell y Javier Conde

En la mañana de hoy se va a proceder a la ratificación ante el juez Fermín Echarri del informe en que los doctores Carda, Lavalle y Benatar cuestionaban seriamente la praxis médica de Enrique Moreno. Además, hoy prestarán declaración una enfermera y un celador de la Clínica La Luz que, según fuentes solventes, podrían acreditar que cuando ellos estuvieron en el quirófano no vieron al doctor Enrique Moreno.

Por otra parte, el juez Echarri da marcha atrás en su negativa a que presten declaración como testigos en esta causa tanto la viuda del cantaor, Aurora Carbonell, como su yerno, el torero Javier Conde,  marido de Estrella Morente. Aunque en un principio el juez se había negado argumentando que se trataba de un asunto exclusivamente médico, ha cambiado de opinión y les ha citado el próximo 13 de abril. No en vano, en la demanda inicial presentada por Conde, uno de los elementos denunciados era el trato que el equipo médico de Moreno dio a la familia, a quien, según el torero, le escuchó planificar su estrategia para “manipular el informe clínico” y decir “que no nos pillen estos artistas paranoicos de mierda”.

Finalmente, el juez ha desechado la petición de la viuda de Morente de que su cadáver fuera exhumado para proceder a su incineración en el Cementerio de San José de Granada. En una providencia, considera que “aún no es el momento procedente al no haber concluido la fase de investigación”. En su opinión, no existe “certeza absoluta” de que haya que practicar nuevas pruebas para esclarecer la verdad de los hechos.