Ya ha dado comienzo la segunda edición de la gran fiesta multicultural del reggae en Europa, el “Rototom Sunsplah”, en Benicassim, que convierte a esta villa de Castellón durante nueve días no ya en la capital de este género musical nacido en Jamaica, sino en la capital musical europea por segunda vez en un mes, tras la XVII edición del FIB celebrada en julio. Este año, segundo que se celebra en España, arrancó ayer rindiendo tributo al indiscutible rey del reggae, Bob Marley, con su hijo Stpehen, cantante y productor, que presentó su último disco en solitario, Revelation Part 1: the root of live, sin duda uno de los mejores de año, en un concierto correcto del que quizá algunos esperábamos algo más.

A las 00,30 horas subieron al escenario los miembros de un grupo mítico del ska y el reggae, Toots and the Maytals, que en 2004 obtuvieron el Grammy al mejor album del género con “True Love”, en el que colaboraban Eric Clapton, No Doubt y Ben Harper, y no defraudaron a los cerca de 15.000 personas que abarrotaban el escenario principal del festival.

Esta noche se podrá escuchar, entre otros a otro de los grandes nombres que van a pasar por el festival, Shaggy, una estrella del dancehall y el rhythm and blues que se ha acercado al terreno del pop, originario de Kinston, capital de Jamaica, y afincado en Flatbush (Brooklyn) desde 1988. Se hizo mundialmente conocido con Oh Carolina en 1993 y después Bombastic, All virgin, Big up, In the summertime le consolidaron como un referente musical, además de ser uno de los más queridas voces del reggae y un hombre comprometido en importantes labores benéficas. Además, Dub Inc, Tony Rebel, los grandes Queen Ifrica, Heavy Hammer, Aspencat, Kisap&the sahke it ups y La Raiz.

Los organizadores esperan de esta segunda edición, con 300 conciertos en 6 escenarios diferentes, batir su record de asistencia y superar las 200.000 personas. Para ello han diseñado un programa que rinde tributo al gran Marley con la presencia, además de Stephen, de su ex esposa Rita y sus hijos Ziggy y Ky Mani, en la esperada cita del martes 23, además de los conciertos de estrellas como Jimmy Cliff, Ali Campbell UB 40, Inner Circle, Horace Andy, Luciano, Linton Kwesi Johnson, Capleton, Lee “Scratch” Perry….

La oferta cultural, en mi opinión excesivamente sesgada, poco abierta, unidireccional, incluye cincuenta charlas y debates agrupadas en un Foro Social bajo el lema “A summer of hope, una mirada de esperanza más allá de la crisis”, donde los organizadores presentan como estrellas del mismo a Shirin Ebadi, iraní premio Nobel de la Paz, Vandana Shiva, líder del movimiento antoglobalización y Bernard Cassen, ex director de Le Monde Diplomatic. El debate cultural se enriquece con la diferencia de opiniones más que con la reiteración de mensajes monocolores. Pero cada uno está en su derecho de organizar las cosas a su manera.

No lo tiene facil Filippo Giunta, presidente de la Asociación Cultural Exodus, organizadora del Rototom. La competencia del FIB es complicada, porque el festival fundado por los hermanos Moran, hoy al mando del gran Vince Power, es un referente mundial de primera división, consolidado, que genera importantes ingresos a Benicassim, muy superiores a este festival reggae, y con una inversión muy superior. Los empresarios de la zona se quejan de que este Rototom no aporta un turismo que gaste por fomentar el consumo en el interior del recinto. Y la crisis afecta a todos. Pero musicalmente es indiscutible que si la primera edición fue buena, esta segunda ha subido el nivel y se presenta atractiva para lo amantes de esta música nacida en Jamaica que no tiene fronteras y que convierte a Benicassim en la capital musical de España, sin duda, y quién sabe si de Europa. Os seguiré contando.