Se ha puesto de moda como eslogan ser otro. Unos son Charlie. Ahora en Argentina el personal es Nisman. No son casos equiparables. Yo soy yo, y bastante tengo con soportarme y convivir conmigo mismo para ser otro.  Con ser Melchor voy sobrado de trabajo cada día. Pero la imagen de Rodrigo Abd, en la que predomina un rostro indignado de quien sujeta el letrero de “Yo soy Nisman” observo también que otros prefieren decirle basta a Cristina Kirchner o darle las gracias al fiscal ya fallecido. Me quedo con estas. Sobre todo con quienes le dan las gracias a Nisman por su hercúleo trabajo en la búsqueda de la verdad.

Leer artículo íntegro en http://theobjective.com/