Vaya con Pablemos y sus colegas de partido. Han durado menos que un caramelo a la puerta de un colegio para aquellos que se empeñaban en no querer ver la realidad de la cosa. Ha sido hacerse con el poder, moldear Podemos a su imagen y semejanza y ¡zas!, en menos de lo esperado ha surgido su verdadero rostro.

Escucho a Errejón sus explicaciones y me parto. Es uno más explicando lo inexplicable. Utiliza las mismas expresiones, las mismas sandeces, las mismas frases hechas que la casta a la que tanto detestan. Le han pillado con el carrito del helado. No es que la cosa sea el acabóse, pero en ellos, que tan campanudos se ponen para atizar a diestro y siniestro sin miramientos, lo de la beca de la Facultad de Málaga, casi 2.000 euracos al mes, con el jefe haciendo la vista gorda, sin residir en la localidad como dicen las bases, y ocupando su tiempo, evidentemente, en otra cosa, es feo. Feo de verdad. Insisto, no es un asunto de corrupción extrema, no pretendo que le condenen y le lleven a galeras. Pero no tiene un pase en Errejón, tan exigente con los demás. Porque es dinero público. Si lo hace alguien del PP o el PSOE ellos piden que le retiren la beca de inmediato y que dimita. Pero ellos no. Otros que antes de llegar tienen ya dos varas de medir. Veremos que hace Podemos con el asunto. Muy de casta. Muy bolivariano. Estos jóvenes y menos jóvenes si llegaran al poder conseguirían en nada que echáramos de menos este bipartidismo insoportable.

Porque después está lo de Pablo, el apolo Iglesias, que se nos ha convertido en un Mariano con coleta en un plis-plas. Va el campeón y le dice a Tele 5 que la entrevista prometida (que ya había cancelado los dos sábados anteriores), que casi no. Que el ahora es el jefe, el puto amo de Podemos, la leche, la repanocha, y que el lo que quiere en vez de cumplir lo prometido es ¡¡entrar por un plasma desde la sede de su partido!! ¡¡¡Y responder solo a una pregunta de la presentadora!!! Sólo le ha faltado pedirle prestada a Cospedal la sala de prensa en la que colocan el plasma de Rajoy, reformada con dinero negro. Habría quedado fetén la cosa, y Pablo instalado ya donde quería, en la cima de la casta.

A última hora trataron de arreglarlo. Y le propusieron a Tele 5 acudir “sin condiciones”, pero en vez de Pablo solo, ofrecían acudir a una multientrevista con Pablo, Errejón, Monedero, Alegre y Bescansa. Majestuoso. Imaginen que Rajoy acepta una entrevista pero que pone como condición que se le haga a la vez acompañado de Soraya, Cospedal, De Guindos y Montoro. Un festival. La entrevista de todas las entrevistas. La entrevista a coro. La entrevista fetén, porque es la entrevista imposible. Y claro, Vasile, que no es tonto, les dijo que acudiera solo Pablo y que, si eso, otro día iban los cinco juntos a montar un circo, ya verían cuando. Y todo para terminar Podemos diciendo que ellos finalmente aceptaron y que fue Telecinco quien declinó la presencia. Como si el personal fuera gilipollas. Pero queda anotado el nuevo género de entrevista orgía. Quizá pueda hacerse un día en una cama redonda. Y en Sálvame, mejor que en Un Tiempo Nuevo. Porque aunque el tiempo sea nuevo, en periodismo está casi todo inventado. Claro que Pablo, si gobernara, tendría su propio programa, “Aló presidente”, donde nos soltaría sus peroratas durante horas con conexión obligatoria de todas las cadenas. Y sin entrevistador. El se hace las preguntas y las respuestas solito, que para eso entrenó en Fort Apache.

Es lo que tiene ponerse tan exquisito. Y haber lidiado solo en plaza dictatorial. Que te lanzan a torear en libertad, con libertad de prensa pese a todo, y se te ve el plumero. Te sale de lo más hondo lo que eres en realidad. Te pones farruco y se te ve todo. Te quedas en pelotas. Es lo que tiene la política.

La semana no ha sido buena para Podemos. Pero creo que ha sido buena por ello para los ciudadanos. Porque con estos dos asuntos, y algunos otros, el personal dispone ahora de más información, muy relevante desde el punto de vista cualitativo, de lo que hay en el fondo de este partido que se presenta como virgen caída del cielo para arreglarnos la vida, y que si gobernara alguna vez creo que nos llevaría a una ruina mayor de la que padecemos.

Y entre tanto, Rosa Díez y su UPyD que dan al traste con la posibilidad de un acuerdo con los Ciudadanos de Rivera, Nart, Girauta y los demás. Una mala noticia para los españoles. Y buena para Rajoy y Sánchez. Pero queda mucho hasta las generales.