Me imagino a Fabrizio Bensch, el fotógrafo, captando esta imagen desde otro helicóptero. Empotrado en el pájaro de hierro. Cumbres nevadas. La yihad mundial contra la inteligencia planetaria. Guerra de guerrillas. Alta tecnología contra el formidable poder del fanatismo político-religioso-ideológico. La imagen podría ser de una peli de James Bond. O de un reportaje del National Geographic que nadie ve en La Dos. Pero no, es el Cáucaso Norte. Los Juegos Olímpicos de invierno. Mucha pasta en juego, además de las medallas.

Leer íntegro en http://theobjective.com/blog/es/