El mayor castigo para los apolíticos, para los que no se interesan por la política, es que siempre van a ser gobernados por personas que sí que se interesan, y mucho, quizá en exceso, por la política. O por el poder. Sucede ahora, aquí y en muchos otros países, que el oficio está en descrédito. Se ha convertido en una camisa de once varas para cualquiera con honra, crédito, fama o elevado nivel intelectual. De ahí el auge de formaciones noveles o movimientos ciudadanos de diferente pelaje. Como el movimiento ANO 2011, fundado en la República Checa por el magnate Andrej Babis “para acabar con una pseudodemocracia”, que se puede convertir en la segunda fuerza del país tras las elecciones de hoy y mañana, según apuntan los sondeos.

Leer el texto íntegro en  http://theobjective.com/blog/es/Subjetivo2/asi-terminan-todos

http://theobjective.com/es/#!el-magnate-checo-andrej-babis-puede-quedar-segundo-en-las-elecciones-segun-los-sondeos-ea4eb