Como decía en mi anterior texto, lo de la cuenta del PP en Luxemburgo fue publicado por El Mundo el año 2003. Por ello lo incomprensible de que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, de decir el lunes que su partido jamás ha tenido una cuenta corriente fuera de España. Los ciudadanos tienen derecho a que no se les mienta. A que los políticos cuando hablan digan la verdad. Lo mismo sucede con el Código de Buenas Prácticas. ¿Por qué se comprometió por escrito en diciembre del 2009 el PP a auditar externamente las cuentas anuales y publicar el resultado de la auditoría en la web y no lo ha hecho? ¿Por qué entonces hemos de creer que lo van a hacer ahora? La política no es cuestión de fe, sino de hechos. Y encima van y te ponen a parir por contar la verdad de lo que hay.

 

Aquí os copio lo publicado en la web www.elmundo.es el día 10 de septiembre de 2003 a las 00,12 horas:

Miércoles, 10 de Septiembre de 2003
Actualizado a las 00:12 (CET) – Internet time @967 by 
GALEOTE NIEGA QUE HAYA ‘IRREGULARIDADES’
El PP abre en Luxemburgo una cuenta a la que sus eurodiputados aportan 78.000 euros al mesGaleote anuncia el cierre de la sociedad por ‘problemas administrativos’ después de que Aznar le haya pedido explicaciones

ELMUNDO.ES

El Parlamento Europeo. (AP)
NOTICIAS RELACIONADAS

MADRID.- Desde el pasado mes de febrero, el Partido Popular dispone de una sociedad en Luxemburgo a la que 26 eurodiputados de su grupo aportan mensualmente 3.000 euros cada uno: un total de 78.000 euros al mes. Este dinero proviene de una asignación mensual de 12.305 euros que concede el Parlamento Europeo a sus miembros para la contratación de ayudantes.

Según ha informado EL MUNDO, los grupos parlamentarios europeos intentan centralizar este dinero, que se ha convertido en una vía de financiación de los partidos. Tanto el jefe de la delegación del PP en la Eurocámara, Gerardo Galeote, como el ex secretario general, Javier Arenas, han admitido la existencia de la sociedad, que ha tomado el nombre de Asociación de Estudios Europeos.

Hasta el año pasado, el PP solía utilizar la Fundación de Estudios Europeos (FEE), pero Aznar decidió que todas las fundaciones vinculadas al partido se integrasen en la Fundación para el Estudio y Análisis Sociales (FAES). Sin embargo, aunque la Fundación de Estudios Europeos fue integrada en la FAES, el grupo parlamentario popular creó en Luxemburgo la Asociación Sin Ánimo de Lucro (ASBL, por sus siglas en francés) con el nombre de Asociación de Estudios Europeos.

Según Galeote, el fin de la entidad era contratar “asistentes y asesores para los eurodiputados” populares. En la asociación participan “voluntariamente” 26 de los 27 eurodiputados del PP -todos menos Mónica Ridruejo-, que aportan 3.000 euros al mes: un total de 78.000 euros. Esta cantidad, según Galeote, “se destina íntegramente a pagar a los asistentes -que son nueve, además de una secretaria y un becario-, salvo un pequeño remanente”.

Los asistentes ganan oficialmente un sueldo bruto mensual de 2.618 euros mensuales, cuando -de ser ciertas las afirmaciones de Galeote- deberían cobrar 8.500 euros mensuales brutos. Las cifras no cuadran. Y, con el ritmo mensual de aportaciones, la Asociación en Luxemburgoalcanzaría 936.000 euros al cumplir un año.

La creación de esta sociedad fue desaconsejada por el bufete Garrigues que, tras realizar un estudio, señaló que no proporcionaría ninguna ventaja fiscal. A pesar de todo, fue creada la nueva entidad y, segun Galeote, tras estos meses de funcionamiento se va a cerrar la asociación «por problemas administrativos».

El anuncio del cierre tiene lugar después de que el presidente del Gobierno, José María Aznar, haya pedido explicaciones a Galeote al enterarse de la iniciativa.