Reproduzco la noticia emitida hoy por “Cada mañana sale el sol” de ABC Punto Radio, firmada por Juan Fernández Miranda

 

  • La directora de zona de Badajoz pide que se cobre a los clientes “sin remilgos”
  • Advierte de que se llamará a los teléfonos fijos de los empleados para ver si están en sus puestos de trabajo por la tarde
  • “Envío documento con lo que nos sale por zona y oficina, con todos los nombres de clientes y el importe cedido y el  importe por cobrar”

 

JUAN FERNANDEZ-MIRANDA/ABC PUNTO RADIO

Que el sistema financiero no pasa por su mejor momento es de sobra conocido. Lo que no lo es tanto son las prácticas llevadas a caso en algunas entidades para conseguir alcanzar sus objetivos trimestrales y anuales a costa los clientes. Si no se consiguen los resultados previstos inicialmente, se imponen nuevas comisiones o incluso se ponen en marcha prácticas contrarias las instrucciones del Banco de España.

ABC Punto Radio ha tenido acceso a una serie de documentos que demuestran cómo desde la dirección de Banesto se alecciona a los empleados de las sucursales para que incrementen “sin remilgos” los cobros a los clientes.

Ante la presión de la Dirección Central y Territorial del banco para cuadrar objetivos, la directora de zona de Badajoz, Rosa María Aguilera García, envío una serie de correos electrónicos a sus empleados en los que pone de manifiesto la exigencia de prácticas bancarias que incluso pueden ser contrarias a las establecidas por el Banco de España para el cobro de comisiones.

El 18 de febrero de 2010 a las 7:56, Aguilera informa a sus subordinados de que en la zona que ella dirige “tenemos un déficit de cuenta bestial en el mes de febrero, fruto de la escasa/nula contratación”, por lo que les insta a “hacer una acción singular”, una “acción doble”. Por un lado, explica Aguilera, “este mes vamos a cobrar una comisión del 1% anualizada sobre el importe medio que han pasado en recibos por la línea en un trimestre”; por otro, a partir del mes siguiente se pide a los trabajadores que cobren comisiones los clientes que mantienen contratos de Norma 19, a los que ya se cobró el día que abonaron las remesas del recibo. Ella misma reconoce que está práctica “se está erradicando en toda la banca”, pero que “nosotros no podemos dar la espalda”.

La directora de zona tiene muy claro cuánto hace falta recaudar, así que envía adjunto un fichero “con lo que nos sale por zona y oficina, con todos los nombres de clientes y el importe cedido y el  importe por cobrar”, con un mínimo de 30 euros por línea. “Como veis, hay importes muy elevados”, explica Aguilera a sus subordinados, a los que pide que actúen “sin remilgos”: “La cuenta hay que hacerla”.

El 31 de enero de 2011 a las 16: 34, Aguilera envió un correo a las sucursales de Banesto de Badajoz con el asunto “Tenemos un problema muy grande”. En él, asegura: “Estoy en la dirección territorial y mis compañeros llevan más o menos 10.000 euros, algunos 20.000, etc. Nosotros sólo hemos cobrado 1.350 euros”. Por ello, instó a sus subordinados a “hacer 300 euros por gestor”. “Esto sí que es lo último que os pido”, añade, pero “no quiero un no por respuesta”.

Poco más de un cuarto de hora después, a las 16.51, les da pistas de dónde pueden rascar algunos euros más para el banco: formalización de comisiones de apertura, Tarjetas, Opción 45, Cobro dudoso. “Es lo único que genera euros de golpe, por favor os lo ruego no podemos enviar (…) 2.000 euros, ¿lo entendéis verdad? Os pido perdón por el asalto”.

A los teléfonos fijos

La presión sobre los empleados para cumplir los objetivos fijados por la Dirección Territorial es tal que se exige a los empleados que trabajen más allá de su horario laboral y se les amenaza con que se controlará si están o no en su puesto de trabajo con un sistema peculiar: llamándoles a sus teléfonos fijos.

En un mail enviado el 5 de junio de 2009 a las 14.54 de la tarde, Rosa María Aguilera García da la mala noticia de que “se trabaja esta tarde”: “Lo siento señores, esta tarde seguimos con preferentes. No habrá ‘multi’ con oficinas, pero sí se llamará a los teléfonos fijos. Necesitamos hacer esta tarde 1.000.000 euros y asegurar el objetivo”.