MELCHOR MIRALLES/JUAN FERNANDEZ MIRANDA
ABC PUNTO RADIO

El temor a que se produzca una escisión en la banda terrorista ETA tras el comunicado del pasado 20 de octubre, en el que la banda anunció su intención de renunciar a la violencia, empieza a cobrar fuerza entre los responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Fuentes de la lucha antiterrorista aseguraron a ABC Punto Radio que antes del comunicado existía una “batalla” interna en ETA entre los partidarios de abandonar definitivamente la violencia y quienes consideran que sigue siendo la única vía para conseguir sus reivindicaciones políticas. “Grosso modo’ estos dos grupos podrían dividirse entre las nuevas generaciones, dispuestas a seguir apostando por las armas, y los más veteranos, con un discurso más pragmático surgido de la constatación de que el terrorismo no les ha llevado a nada, excepto a la cárcel.

“Antes del comunicado ya estaban peleados entre ellos. Había una rama que podríamos agrupar en menores de 45 que querían seguir en la violencia y otra rama de mayores que quería apostar por las vías políticas”, explican las citadas fuentes.

La existencia de discrepancias en el seno de la banda terrorista se ven contrastadas por hechos como la aparición ayer en diversas localidades del País Vasco de carteles con el anagrama de KAS llamando a la abstención en las elecciones del próximo 20 de noviembre. Un posicionamiento que contrasta con el apoyo explícito que ETA dio a la candidatura de Amaiur en el segundo comunicado, el del pasado 10 de noviembre.

Los especialistas de la lucha antiterrorista consultados por ABC Punto Radio explican que están investigando si “esos carteles son fruto de la existencia ya, contrastable, de una escisión, de un grupo decidido a seguir con el terrorismo, o se trata de una acción de personas interesadas simplemente en generar la duda. Si los partidarios de seguir matando han dado un paso al frente estamos ante un escenario gravísimo. Se podrá saber en poco tiempo, aún no tenemos una conclusión clara al respecto, pero el temor existe con base en la constatación de la realidad”.

De momento, en esta pelea interna van ganando quienes apuestan por el fin de la violencia, de forma que en los responsables policiales prefieren pensar “por el momento” que el sector duro no va a recurrir a la violencia antes de las elecciones. “Eso sería acabar con las opciones de Amaiur, y eso no le interesa a ninguno de ellos”.

No obstante, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no bajan la guardia. No en vano,
“hay que tener en cuenta que todavía están en disposición de matar”. La Policía lo dijo en un informe unos días antes del comunicado; la Guardia Civil, la semana anterior.