Melchor Miralles/Juan Fernández Miranda
ABC PUNTO RADIO

Los recortes económicos consecuencia de la crisis han afectado también a la lucha antiterrorista y han generado un problema inesperado entre los funcionarios de la Policía y de la Guardia Civil que trabajan en el ámbito de la información en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado. Una situación que, según cuentan,  se ha agravado en el último mes.

Según han explicado a ABC Punto Radio funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, como consecuencia de los recortes que también han afectado al Ministerio de Interior, los agentes están perdiendo confidentes por falta de dinero para pagarles la información y ello está afectando a su trabajo: “No hay un duro y los confidentes no nos cuentan las cosas gratis. Cada día perdemos alguno y cada día se nos cae la posibilidad de incorporar a otros”.

Estos agentes consideran  que puede ser comprensible “que haya recortes, podemos entenderlos en la medida que somos conscientes de la crisis, pero nos parece incomprensible que los responsables del Ministerio no redistribuyan el dinero. No nos parece correcto que se nos impida gastar dinero en una parte fundamental del trabajo de cualquier policía”.

Según explicaron estos agentes, los confidentes que colaboran en la lucha antiterrorista, tanto en relación con ETA como con el combate del terrorismo islamista, y los que facilitan información relacionada con las bandas de crimen organizado son los más valiosos, y por lo tanto los más caros, pero es esencial para su trabajo contar con los mejores, y en la actualidad están perdiendo buena parte de ellos con las consecuencias graves que ello conlleva.

El reproche que formulan estos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía hacia sus superiores se agrava al establecer la comparación con lo que está sucediendo en la Guardia Civil. Según estos policías, en la Benemérita ha habido también recortes presupuestarios, pero ello no ha tenido como consecuencia la pérdida de confidentes porque los mandos del Cuerpo consideran que esa partida es a última que puede tocarse, ya que es esencial para el trabajo de información y han retocado los presupuestos para que esta partida permanezca intacta.

“La diferencia es grave y nos deja en muy mal lugar”, añaden los Policías que han informado a ABC Punto Radio, “genera nuevos agravios entre dos Cuerpos que es esencial que trabajen con todos los medios a su alcance, y acredita que el problema no está en la base, sino en los máximos responsables políticos y en los puestos de responsabilidad de designación política. La Guardia Civil lo ha hecho bien y la Dirección General de la Policía lo está haciendo mal. No es de recibo que no podamos darle a lo mejor 3.000 euros a un confidente que puede ponernos tras una pista valiosa”.

Los funcionarios policiales con los que ha podido hablar ABC Punto Radio aseguran que, “a pesar de que por responsabilidad profesional no vamos a entrar en detalles, si podemos afirmar que en los últimos meses hemos perdido pistas y líneas de investigación que podían haber permitido llevar a cabo alguna operación importante”.

Especialistas en lucha antiterrorista de la Guardia Civil confirmaron que a ellos los recortes les han afectado en algunos asuntos relacionados con infraestructura y medios, pero no en nada relacionado con las cantidades destinadas a retribuir a los confidentes: “Es esencial para nuestro trabajo, los jefes lo saben y ahí no tenemos queja alguna”.