A Mark Wieting.
A Mark Wieting.- Amigo Mark, eres un reportero de una pieza. Excelente reportaje de El Mundo TV para Antena 3 el que has dirigido y protagonizado. La demostración plausible de cómo es posible hoy en España hacerse fácilmente con una identidad falsa (búlgara en este caso) por tan sólo 1.100 euros, y a partir de ahí empadronarse, abrir una cuenta cortiente y hasta realizar un cursillo sobre el uso de armas. Las autoridades debieran reflexionar, extremar las medidas preventivas de este tipo de delitos y evitar unos fraudes de graves consecuencias. Y una muestra más sobre cómo la cámara oculta es una herramienta de trabajo que bien utilizada presta importantes servicios a la sociedad. Enhorabuena.

A Teddy Bautista.- El juez te puso en libertad con cargos tras declarar durante varias horas. Habrá que esperar a conocer los detalles de la investigación, pero el asunto tiene toda la pinta de un gran escándalo, que a más de uno le viene genial. Con esas acusaciones no debieras seguir un minuto más al frente de la SGAE. Si después resultas inocente podrías regresar. No termino de entender la necesidad de crear tal entramado de empresas y sociedades en una entidad que se dice mera recaudadora de derechos, sin ánimo de lucro. Quede claro que, respetando la presunción de inocencia, espero que si ha habido algo ilegal, todos los responsables paguen sus culpas. Ojala lo sucedido os sirva para reflexionar acerca de por qué generáis tanto rechazo. Lo que no me parece bien es la demonización generalizada que han hecho muchos. Serán responsables, si hay delitos, quienes los hayan cometido, no todos los empleados y socios de la SGAE.

Imagen de previsualización de YouTube

A Ricardo Martín.- Amigo Ricardo. Nos conocemos hace muchos años, desde que colaborabas con Rodríguez Colorado en la Diputación de Madrid, mucho antes de ser jefe del gabinete de Almunia. Sabía que eres un “duro” del felipismo. Lo que no imaginaba es que eras partidario de los GAL, como has dicho, ufano, en VEO7. Tus palabras son terribles, además de constituir una evidente apología del terrorismo. ¿Cómo se puede ser partidario de asesinar a 30 personas, secuestrar a un anciano viajante de comercio y saquear los fondos reservados en beneficio propio? ¿Que degeneración intelectual puede llevar a alguien inteligente a defender el terrorismo de Estado? Que lástima me ha dado escucharte. Que verguenza.

Imagen de previsualización de YouTube

A Alfredo Pérez Rubalcaba.- Parece que va a abandonar en breve el Gobierno, como no puede ser de otro modo. Lo hace porque es consciente que cada día que pasa en el Ejecutivo es malo para su discurso de candidato. Se ha hecho usted un cartel muy estudiado, sorteando la parte superior de su testa, y ahora solo queda ver quien manda más, si usted, y de este modo el presidente disuelve las cámaras y convoca elecciones, o el propio Rodríguez Zapatero, y entonces agota la legislatura. Interesante disputa. Mientras tanto, El País evidencia de que lado está con un despliegue dominical impresionante y usted aprovecha el fin de semana para darle al populismo presentando a la banca como el gran enemigo de los ciudadanos y decir que sabe bien qué hay que hacer para generar empleo. Pues centrese en eso, y no espere a las elecciones.

Imagen de previsualización de YouTube

A Mateo Gil.- Con “Blackthorn” has hecho de western de los de toda la vida y has conseguido que nos sentemos ante la pantalla y sintamos lo mismo que cuando vemos una obra grande de un clásico norteamericano.  Durante hora y media nos cuentas una historia cfreíble, que te atrapa, con formidables dosis de verosimilitud. El hecho de que los hechos sucedan en Bolivia a principios del siglo pasado acredita que cuando se sabe manejar el género basta con recurrir s sus esencias. Que gran guión del propio Mateo y de Miguel Barros. Que gran peli española. Enhorabuena de verdad.

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

A Daniel C. Torallas.- Así ha sido usted presentado, señor director, en los títulos de crédito de “11-M”, la TV movie de Tele 5 que tanta polémica está generando. Respeto, por supuesto el derecho de cada uno a firmar como estime conveniente, solo faltaría, pero nunca me ha gustado que se oculte un apellido de la firma. En su caso, la C es de Cebrian. Cualquiera pensaría que usted se avergüenza del apellido de su padre, Juan Luis Cebrián, y se que no es así. Otros pensarán que no quiere que se le relacione con el por ser el principal ejecutivo del Grupo Prisa, propietario de la productora que produce la película, y se que no es así. Por eso no entiendo que no firme con su primer apellido. Respecto a la película, no la he visto, y por lo tanto no tengo opinión. La veré.

Imagen de previsualización de YouTube