4.231.003. Esta es la aterradora cifra de parados a la que hemos llegado en España después de que en enero 130.930 personas se hayan registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo, antiguo Inem. Con esta cifra terrible se van a hacer la foto del pacto de las pensiones el presidente del Gobierno y los dirigentes sindicales y de la patronal. Con esta cifra  insoportable recibe José Luis Rodríguez Zapatero a la señora Merkel. Con esta cifra desesperante, con este descalabro político afronta el Ejecutivo una semana que se presentaba como la primera de la recuperación en las filas socialistas. ¡¡Toma recuperación!!

El dato conocido esta mañana no puede ser peor y está por debajo de todas las previsiones y filtraciones que se hacían desde el Gobierno en los últimos días. 130.930 parados más elevan la cifra total a 4.231.003 personas sin empleo. Un aumento porcentual del 3,2% respecto a diciembre. 4.223 parados más al día. El nivel más elevado si analizamos toda la serie histórica comparable, que empieza en 1996. En enero el paro creció en ambos sexos, aunque más entre las mujeres, con 78.879 nuevas paradas ferente a 52.051 hombres, alcanzando el total de paro femenino la cifra de 2.125.764 y el masculino 2.105.239. Por sectores, en enero creció el desempleo en todos, pero por encima de cualquiera en el sector servicios con un 80% de los nuevos parados.

La Seguridad Social cerró enero con un descenso medio de 223.143 afiliados. El Régimen General, el más numeroso, registro la mayor caída mensual al perder 218.750 personas ocupadas, seguido de Autónomos con 12.431 afiliados menos. En términos interanuales la afiliación se redujo en enero en 184.173 personas.

Nada más conocerse los datos, la secretaria general de Empleo, Mari Luz Rodríguez, tras reconocer (¡¡¡solo faltaría!!), que el dato es negativo, se apresuró a decir que enero suele ser un mes malo y a “destacar” que gracias al acuerdo social alcanzado con sindicatos y empresarios se va a poder atender mejor a las personas desempleadas, ayudandolas a estar mejor preparadas y facilitándolas protección económica. Y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, recordó en un comunicado que enero es un mes malo ya que incluso en etapas de crecimiento económico la afiliación a la SS cae por los contratos que se interrumpen con el paréntesis navideño, y que luego se reanuda.

Que se dejen de milongas. La política de este Gobierno en los siete años que lleva en el poder ha sido una calamidad que nos ha llevado a donde estamos. El pacto que se va a firmar hoy, aunque sea bienvenido, aunque le permita al presidente hacerse una foto útil políticamente, aunque sea una válvula de escape para las deprimidas filas del PSOE, aunque lo vayan a apoyar la mayoría de las fuerzas políticas, no resuelve los problemas estructurales que tenemos y es de risa compararlo a los Pactos de la Moncloa. Al margen de los aspectos concretos que reforma en relación con las pensiones, el resto es parole, parole, parole, buenas intenciones que no van a resolver nada en el corto plazo, que no van a reactivar la economía, que no van a generar empleo, que no van a contener el IPC, …………….

4.231.003 parados, frente al pleno empleo del que hablaba Rodríguez Zapatero en la campaña electoral. Más de cuatro millones de razones para que este Gobierno disuelva las cámaras y le de la palabra a los ciudadanos españoles, y que sean ellos quienes decidan quien quieren que pilote la nave para sacarnos del agujero. Esto es dificilmente soportable.