A José Mourinho.- Me quito el sombrero ante la demostración de capacidad de respuesta táctica que ha dado hoy. Creo que es usted quien ha ganado el partido frente al Villareal. Tras una primera parte en la que nos han dado un baño considerable de juego, su capacidad de reacción, sus variaciones tácticas, sus modificaciones de las posiciones de todo el equipo, su talento para desarmar al equipo contrario han sido absolutamente apabullantes. Con la misma rotundidad que le he criticado por sus formas reiteradamente no me cuesta nada escribir que lo de ayer ha sido una lección infrecuente. Sólo un grande puede hacerlo. Enhorabuena.

Imagen de previsualización de YouTube

A S.M. el Rey Don Juan Carlos I.- Majestad, como bien sabe no soy fervoroso seguidor de la institución, ni siquiera de su persona, aunque siempre le he reconocido el positivo papel que en varias ocasiones trascendentes ha jugado para los intereses de todos los españoles. Entiendo el cabreo del personal de la Casa con los periodistas de Catalunya Radio, pero conste que me pareció que Su Majestad encajó el golpe con maestría, respondió más que educadamente y dió una lección de saber estar. No fue fácil el momento “todo es muy confuso”, y lo solventó con inteligencia. Enhorabuena. Y al personal a su servicio, señor, recomiéndeles que extremen las cautelas antes de pasarle una llamada. Un fallo lamentable.

Imagen de previsualización de YouTube

A Fernando Alonso.- Estoy seguro de que es muy difícil soportar a la prensa del corazón; no me cabe duda de que es complicadísimo aguantarse; me dicen que los periodistas se pasaron contigo muchísimo; tienes todo el derecho del mundo a quejarte y denunciarlo, pero de verdad que estas palabras de coacción son absolutamente inaceptables, lamentables, impropias de alguien con la proyección pública que tú tienes. Una localidad entera, quienes allí viven del turismo, no tienen la culpa de lo que hagan esos profesionales impresentables.

Imagen de previsualización de YouTube

A José Mota.- Enhorabuena amigo por el éxito de audiencia de tu programa de Nochevieja. Arrasaste con tu talento, con tu formidable capacidad de inventar, con tu espíritu de burla fina, civilizada, inteligente, con tu Blasa genial y quevediana. Y esa imitación de Rubalcaba absolutamente inigualable. Y…… Todo. Que pena no haber podido estar en la grabación. El año próximo no fallo. Eres un genio.

Imagen de previsualización de YouTube

A Leire Pajín.- Soy fumador. Espero dejarlo pronto. No estoy en contra de limitar el consumo en determinados espacios porque soy consciente de los efectos perjudiciales de su uso. Pero el espíritu policial de la ley, su fomento de la delación, su obsesión en llevarlo todo el límite me parece lamentable y muy poco democrática. La legislación tiene como objetivo, quiero suponer, proteger la salud pública. Bien, pues más parece un texto legal aprobado para perseguir y criminalizar su consumo, cuando es un producto legal con el que se recaudan millones de euros en impuestos. ¿Vamos a hacer lo mismo con los coches, a bordo de los cuales mueren cada año miles y miles de personas? ¿Y con el alcohol, que también mata directa e indirectamente a miles de personas?

Imagen de previsualización de YouTube

A Antoni Asunción.- ¡Quien te iba a decir cuando empezaste a pergeñar el asunto con tu amigo Alfredo Pérez Rubalcaba que iba a terminar así!. Estoy de acuerdo contigo. Huele a purga de unos personajes incapaces de entender lo que es la democracia interna, obligación constitucional que ningún partido respeta, sin que pase nada. Creo que los tribunales te darán la razón. Y te reirás cuando veas el resultado que va a obtener Alarte en las autonómicas, o llorarás, porque se que eres honrado y quieres lo mejor para tu partido. Lo has acreditado hasta la fecha.

Imagen de previsualización de YouTube

A Francisco Alvarez Cascos.- No comparto tu posición en el conflicto. Vale que no hay democracia interna en tu partido, pero ¿por qué si amas tanto a Asturias no te presentaste hace dos años al congreso que se celebró? ¿Por qué mientras obedecías a Aznar con un autoritarismo insuparable no reclamabas (y aplicabas) los métodos democráticos que pides ahora? ¿Por qué no te encargaste de que imperaran los principios que ahora reclamas cuando laminásteis a Vidal Cuadras o cuando tu ex jefe designó a Rajoy a dedo?¿Por qué provocaste en 1998 la crisis interna que terminó en la escisión de Marqués en tu querida Asturias? Reclamas que se te aclame como líder tras haber jugado sucio con los actuales dirigentes del partido. Tu sabes que a la dirección del PP no le importa un comino Asturias. Si lo tuyo fuera una cuestión ideológica no montarías otro partido a toda prisa porque, digan lo que digan las encuestas en caliente, sabes que no vas a ganar y que sólo perjudicarías al PP. Poder, poder, poder, eso es lo que hay, eso es lo que ansías.

Imagen de previsualización de YouTube

A Fernando García Mon.- Don Fernando, descanse en paz. Quienes le tratamos personalmente y seguimos su carrera judicial, incluido su paso de tan solo siete días por la presidencia del Tribunal Constitucional en 1992, le hemos alabado en ocasiones y le hemos criticado también, pero siempre desde el respeto a su figura, que fue la de un jurista competente, un hombre bueno, educado, comprensivo y con sentido común. Pasará a la historia como redactor de la sentencia que anuló en 1993  la famosa “Ley Corcuera”, la de la patada en la puerta, que tuvo como conscuencia la dimisión del peculiar ministro. Su trayectoria fue impecable, honrada, coherente, valores que desgraciadamente no sobran en la España de hoy. Mis respetos.

A Angel di María.- No te conozco personalmente, pero como socio del Real Madrid he disfrutado con tu juego y he alabado tu capacidad de integración en el equipo y tu talento, ya acreditado, en un equipo tan complicado como el nuestro. Por eso quiero decirte que he sentido verguenza al leer que le dijiste al un jugador del Levante, cuando ibámos ganando ya 6-0 en el partido de ida de la Copa, una frase tan repulsiva como esta: “No me toques la camiseta que me la ensucias”. Espero que alguien en el Club te haya hecho ver que es indigno, intolerable y que no puede volver s suceder. Y supongo que habrás sido severamente sancionado por ello.

Imagen de previsualización de YouTube