Se acabó. Cada mañana sale el sol, sí, pero el programa de radio que comenzamos a hacer el 24 de octubre de 2011 en ABC Punto Radio se acaba hoy por cierre de la emisora. Ha sido una experiencia profesional inolvidable.

Todos me preguntáis qué va a ser de mí, por donde se me va a poder escuchar ahora. Os iré contando. No se dónde voy, pero sí se muy bien con quien quiero ir y con quien no, que es un paso no menor. No tengo trabajo fijo pero afortunadamente, y soy consciente de que soy un privilegiado, alguna colaboración tengo. Por ahora me podréis leer casi diariamente en este blog y semanalmente publicaré columna en ABC. Semanalmente también iré a las tertulias de Las Mañanas de Cuatro de Marta Fernández y a la nocturna de El Gato al Agua de Javier Algarra en Intereconomía. Estaré de vez en cuando, siempre que me lo pidan, en “Te vas a enterar” de Cuatro. Acudiré a El Gran Debate de Jordi González en Tele 5 siempre que me llamen, a “Catalunya Opina” de Carlos Fuentes en  Canal Catalá y a “Queremos opinar” también de Carlos Fuentes en Intereconomía por la tardes, . Trabajo en varios proyectos propios que no sé cómo acabarán y si me llaman de algún otro sitio donde pueda expresarme en libertad acudiré sin problema. Y os avisaré. Y sigo como miembro del Consejo Asesor de Tracor y con la escuela de Reporteros gracias a José Antonio Puente, presidente de la institución académica privada más acreditada de España.

Escribo este post en un día que no cabe en el día, con la pena en el alma y la alegría en el recuerdo de muchas cosas y muchas personas. Alguna se me quedará en el tintero y lo voy a lamentar, pero sirvan éstas líneas de homenaje al mejor equipo del mundo, al equipo que me ha acompañado cada día en este oasis de libertad en este oficio nuestro en el que hay tanta propaganda y tan poco periodismo.

Juan Fernández Miranda. El mejor periodista de su generación. Un profesional de una pieza y un tipo fuera de serie. Subdirector. Alma mater, alter ego, colega, amigazo. Es la antítesis del servilismo y el ejemplo de la lealtad. Me dice NO varias veces cada día. Sí, puede parecer tópico, pero sin él hubiera sido sencillamente imposible. Y además, ahí estuvo en cada una de mis ausencias, dejando el pabellón en las estrellas, más que alto. El sabe bien el respeto, cariño y agradecimiento que siento por él. Gracias Juan.

Matías Antolín. Matiucas. Ya “el niño del marcapasos”. Transfusión de oyentes cada día y transfusión de talento en su bendita locura. Hermano del alma. Al alba o al atardecer, siempre aportó, hasta cuando nos peleamos disfrutando de la tensión de un programa diario que es como un libro en blanco de centenares de páginas. Periodista torero que siempre se arrimó. Lealtad inquebrantable. Sin Matiucas las cosas no habrían sido igual. Igual de bien. Gracias Matiucas.

Isabel Cabrerizo. Isa. Sol cada amanecer. Uno de esos descubrimientos para siempre. Nos regaló su formidable experiencia a cambio de nada. Nos guió en la niebla y nos iluminó en la oscuridad. Sabe de radio. Vive la radio. Y es sencillamente extraordinaria. Verla vibrar con cada éxito como una principiante ha sido una gran lección. Te reconcilia con el oficio. Y es un amor. Un hada madrina. Y, además, baila como una diabla. O sea. De lujo. Sí, un lujo, un honor y un placer haberla ganado como amiga. Gracias Isa.

Los tres parieron junto a mi Cada mañana sale el sol y han estado del primer al último minuto. Gracias con y desde el corazón.

Gracias a Luis Enríquez, consejero delegado y a todo el Consejo de Vocento y a José Luis Pastor, director general de la radio. Ellos me ficharon y confiaron en mí, y quiero dejar escrito que me han dejado trabajar en absoluta libertad. Ni una sola presión, ni una sola indicación ideológica, ni una sola limitación. Cada decisión que se ha adoptado en el programa es responsabilidad solo mía. Todo lo bueno, los aciertos han sido gracias al equipo. Todos los errores, que los ha habido, claro que sí, han sido solo míos. No es frecuente poder decir esto y por eso lo remarco. He, hemos disfrutado de libertad absoluta. Y nosotros hemos sido leales a la casa desde el primer al último segundo, como debe ser. Gracias Luis y José Luis, y los demás.

Nacho Arribas, Carolina Gómez, Javier Sánchez, Fernando Ramos y Roberto Romero Paraiso han sido el equipo de cada día, también desde el primer al último día. Un trabajo más oscuro, al alba, con menos exposición en el escaparate, pero esencial. Lo han hecho de un modo riguroso, serio, profesional, con esmero. No era fácil para ellos, que llevaban años en la casa. Nosotros llegamos sin saber nada de radio y hemos aprendido a su lado. Han sido profesionales, leales y sinceros, y se lo agradezco. Mucho. Gracias a todos.

También han formado parte del equipo a lo largo de este año y medio Sergio Vicente, Inma Ugarrio, el genio de Iñigo Jalón y Mark Wieting y sus investigaciones de los últimos meses. Se integraron en un equipazo y aportaron siempre su talento profesional, su criterio, sus noticias y su técnica radiofónica.

Gracias a vosotros también.

Ramón Arangüena estuvo con nosotros aportando su talento simpático y siempre inteligente. Ha hecho de todo, todo bien. Ha aportado conocimiento, experiencia, horas y horas de trabajo y un gran descubrimiento radiofónico: su barra de bar. Nos ha dejado, como ha hecho por cada lugar que ha pasado, momentos inolvidables. Gracias Ramón.

Germán Yanke también ha estado cada día desde el inicio con su talento bilbaino, algo unamuniano, un punto británico, y nos ha aportado su sabiduría, su ironía, su talento, su información, sus análisis, sus cabreos, sus anécdotas…Muchas cosas que le agradezco en el alma, una vez más. Gracias Germantxu.

Fernandisco, Mr Action, es el responsable de que mucha gente me haya dicho que han quedado más que gratamente sorprendidos por el peso que han tenido en el programa y el nivelazo de la música y de las canciones. Sabía de su experiencia y su trayectoria, pero ha sido otro descubrimiento profesional y personal para siempre. Hermano, nos quedan muchas por pinchar. Gracias mil.

Y unas líneas también especiales a nuestra otra diabla, Gabi del Hoyo, productora que se incorporó a mitad de la aventura desde otro programa de la casa para que nuestra Isabel Cabrerizo pudiera sobrevivir. Gabi gestionó la segunda parte del programa, el magazine. Un descubrimiento profesional y personal. Un arrebato. Experiencia, talento, horas de vuelo, agenda, horas y siempre una sonrisa. Gracias Gabi. Muchas.

Mónica Chaparro se incorporó en la segunda temporada y con sus Fantasías animadas, su teléfono de eludidos y sus Mujeres Esperadas nos ha hecho reír a todos de modo que no podía imaginar. Es inteligente, audaz, rápida, currante y mordaz. La conocía y la admiraba, pero que haya estado con nosotros ha sido un lujo muy especial. Hemos disparado humor por tierra, mar y aire en libertad. Gracias Mónica por haberme hecho tan feliz con tantas risas que sabes que salían del alma.

Esta ha sido la estructura, la base de mi equipo. Estoy orgulloso de poder decir que he sido su director. Es un honor para mí. Creo que he sido leal con ellos y tengo la sensación de que no es fácil conformar un equipo como este en los tiempos que corren en nuestro oficio, tan maravilloso y a la vez a veces tan miserable. Gracias a todos. He sido feliz junto a vosotros y me voy después de haber aprendido más que mucho.

Pero este equipo no habría hecho nada sin la larga lista de colaboradores que han estado cada día junto a nosotros. Una lista que ahora que vais a leerla con todos los nombres juntos os va a permitir calibrar el talento que derrocha.

Por encima de todos, por haber estado desde antes de empezar, por haber ayudado al parto, gracias a Angel Antonio Herrera, el Umbral que nos queda, mi hermano, mi maestro. Ya tu sabes. Y Carmen Ro, otra diabla con una cabeza formidable y un corazón gigante. Un año y medio a vuestro lado inolvidable. Gracias por tantas cosas que nosotros sabemos. Y las que nos quedan.

Javier Capitán, Ramón Trecet, Marta Barroso, Rosa Belmonte, Francisco Rivera, Fernando Rodríguez Lafuente, Javier Molins, Jon Ariztimuño, Miriam Fernández, Elsa Punset, Francesc Guardans, José Manuel Nieves y Miriam Fernández estuvieron con nosotros ilustrándonos con las cosas de la vida, el arte, la cultura, la televisión, el cine, el consumo, los sentimientos, el pensamiento… Esas cosas que nos han hecho disfrutar del lado más amable, constructivo, útil, sabio y divertido de la vida. Y Amalia Enríquez, que además consiguió uno de los grandes scoops del programa que supuso para nosotros una ilusión especial que nunca olvidaremos, entrevistar a Steven Spielberg y a Daniel Day Lewis. Gracias a todos, mil gracias de verdad. De corazón.

Y la política. Las noticias y, desgraciadamente, los escándalos de cada día. Gracias a nuestros analistas y comentaristas hemos entendido mejor muchas cosas. Ha sido un plantel de lujo de personas de ideología variada que se han expresado en libertad: Manuel Martín Ferrand, Carlos Carnicero, Juan Carlos Girauta, Manuel Marín, José Antonio Puente, Begoña Aranguren, Julia Navarro, Lorenzo Silva, Esther Esteban, Eduardo San Martín, Jesús Cintora, Fernando Garea, Salomé García, Marius Carol, Carmelo Encinas, Antonio Miguel Carmona, Yolanda Gómez, Tonia Etxarri, Graciano Palomo, José Antonio Sentís, Javier Nart, Angel Expósito, Paco Robles, Julián Quiros, Javier González Méndez.

Y los becarios. Durante año y medio pasaron un tiempo con nosotros, en diferentes períodos, Soraya Pacios, Eduardo Barber, Esther Sánchez, David Pérez, Vicky Ortiz y Daniel Ramírez. Espero que les cundiera, aprendieran algo del oficio y disfrutaron. Nosotros lo hicimos con ellos.

Quiero agradecer su apoyo al resto de compañeros de ABC Punto Radio. Un equipo de profesionales formidable que nos acogió con los brazos abiertos en un momento complicado y que nos ha hecho sentirnos en casa desde el primer día. No es frecuente. Gracias a todos de todo corazón. Hemos compartido lo bueno y lo malo con amistad y buena sintonía. Para mí ha sido un honor y un placer. Fue bonito lo que duró. Y mucho.

Y gracias a los compañeros del diario ABC y del Grupo Vocento que nos han apoyado en nuestro trabajo. Creo que nosotros hemos colaborado con la casa no solo con lealtad sino con entusiasmo. Y ha sido un placer.

Gracias a tantos y tantos protagonistas de la actualidad que han pasado por nuestro programa. Gracias a quienes se han dejado entrevistar. Fue un placer para todos nosotros que este programa consiguiera dos grandes exclusivas. La última entrevista que concedió José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno desde La Moncloa y la primera que concedió Mariano Rajoy el día que arrancó la campaña de las elecciones que le llevaron a la presidencia. Dos entrevistas que dejaron momentos de radio inolvidables.

Y gracias también a los muchos políticos, en especial del PP y del PSOE que no se han dejado entrevistar. Ello me/nos reconfirma en que hemos hecho bien nuestro trabajo, sin ataduras, sin servilismos, obedeciendo siempre a nuestra conciencia y no a argumentarios partidarios. Se por qué no nos concedían sus entrevistas y es un honor para mí que así haya sido. Y conste en acta que jamás hemos elogiado a nadie por darnos nada ni hemos criticado a nadie por el hecho de no dárnoslo.

Y sobre todo y por encima de todo gracias a los centenares de miles de oyentes que habéis estado siempre ahí, animando, criticando, aportando. Vosotros habéis hecho posible este sueño. Y agradecimiento especial por el apoyo de los últimos meses, en la recta final, que nos ha hecho cumplir con nuestra obligación muy felices, a pesar de todo. Y perdón sincero, a quienes como consecuencia de mis errores haya podido perjudicar, molestar u ofender, si ha habido alguno. Nunca fue, si sucedió, mi voluntad.

Seguro que se me olvida alguien. Y lo lamento. Os pido que me perdonéis a quienes no os haya citado mereciéndolo. Es el riesgo de hacer una lista después de un año y medio de trabajo. Se acabó. Ha sido un lujo. He sido inmensamente feliz. Jamás olvidaré este programa. Y sí, cada mañana sale el sol. Estoy convencido de ello. Lo que sucede, conviene. Y seguiremos conectados. Volveremos a escucharnos y a vernos. El que quiera ir lejos que se apunte y vamos juntos. Aún no sabemos como, pero falta poco.

Mil gracias de corazón.