Hoy es un gran día para hablaros de algo nuevo, bello, útil, elegante, divertido, entretenido, inteligente, bello, raro, fruto de la ilusión de un gran amigo al que admiro como a pocos por su talento, por su grandeza y por su capacidad de dar y darse a los demás como Ricardo Basurto. Y cuando digo algo digo una nuevo portal que nace, con un nombre genial, loff.it, y con un lema insuperable, “Life looks good”. Como carta de presentación, inmejorable.

Sabía de los anhelos de Ricardo sobre este proyecto, pero no conocía las claves que guardaba en secreto su creador para sorprendernos a todos un viernes a traición. Las cosas de la vida no me han dejado bucear en loff.it hasta ahora y, una vez hecho, os recomiendo a todos que os deis un paseo por este site. Encontrareis de todo en un gran bazar contemporáneo de objetos, de cosas y quisicosas, de ilusiones y sueños, de arte y ensayo, de vida y disfrute, de belleza y de sentimiento, de detalles y de sueños, de talento creativo y de ilusiones que pueden ser realidades, de sentido del gusto, de olores que te atrapan, de tactos suaves, todo ello con una mirada puntillosa hacia lo útil y también hacia tantas cosas aparentemente inútiles que pueden hacernos tan felices.

Uno se zambulle en el océano loff.it y nada entre sensaciones, entre objetos, entre sentimientos, entre cosas que nos dejan liberar la cabeza y entretenernos con banalidades tan necesarias a veces, aunque nos cueste darnos cuenta y a veces reconocerlo. Cosas que tenemos, soñamos tener, que algún día tendremos o que jamás estarán entre las nuestras, pero de las que podemos disfrutar y con las que podemos soñar gratis.

loff.it es un derroche de cariño hacia las cosas hechas con el corazón y con la cabeza, hacia los detalles, hacia la excelencia, hacia lo elegante, hacia lo sofisticado sin remilgos y sin tentaciones de exquisitez hortera de nuevo rico. loff.it queda retratado en el manifesto que encuentras en la portada: vivir, saborear, presumir, vestir, lucir, conectar, rodar, viajar, ver…. es una declaración de amor a la estética, a la belleza, al arte, al talento, a la creatividad, a los sueños, a la cultura. Ya sólo les queda, y deseo que sea rápido, que lo será, que loff.it sea un buen negocio, en el que puedan recuperar no tanto el dinero que hayan invertido, que también, sino un gran negocio en el sentido de ganar millones de amigos y millones de sensibilidades como las de su creador. Conociéndole, ese es su principal objetivo.

Y como donde hay confianza da asco, allá va una propuesta de admirador: vuestro lema debiera ser, “la web de los disfrutones”. Os lo dice un disfrutón dispuesto a no dejar de serlo nunca por más putadas que le haga esta vida maravillosa y cabrona que, como dijo el disfrutón John Lennon, pasa mientras tu te dedicas a hacer planes. Salud y larga vida, loff.it I “loff” you.