Llevo más de dos años aguantando que un panfleto denominado www.periodistadigital.com, que dirige el periodista Alfonso Rojo, me difame, injurie y calumnie y hasta la fecha no le he respondido en público. Y no lo he hecho por dos motivos: porque para desprestigiar a alguien hay que tener prestigio, y quienes están escribiendo estos textos carecen de él, y porque los canallas que inspiran o/y redactan esos artículos pretenden adquirir fama a costa de polemizar conmigo, y no lo van a conseguir. Mis respuestas a estas patrañas están en los juzgados, y ya se sabe que la administración de Justicia e España lleva su tiempo, pero confío ciegamente en la autoridad jurisdiccional que entiende ya del asunto.

Pero ayer escribieron un texto que no sólo me afecta a mí, sino que hace referencia a dos instituciones tan respetables como el Instituto Tracor de las Artes de la Comunicación y la Universidad CEU San Pablo, y a algunos alumnos de ambas, y creo que es mi obligación, por el respeto que siento hacia todos ellos, que además de responder en el juzgado, esta vez lo haga públicamente.

Estos canallas, además, son cobardes, porque no firman la mayoría de las informaciones injuriosas, calumniosas y difamantes, y por ello no puedo citar directamente al autor. Bien, pues este panfleto decía ayer entre otras cosas, y transcribo literalmente:

-“Decenas de profesionales de la comunicación que pagaron 16.500 euros por estudiar un Master de la Universidad CEU San Pablo podrían ver invalidados sus títulos oficiales. El responsable: Melchor Miralles”.
-“El ex periodista es miembro del claustro de profesores del master de la Universidad CEU San Pablo y su nombre es utilizado como plataforma publicitaria de esos estudios con el rimbombante cargo de director de la escuela de Reporteros de Televisión del Instituto Tracor de las Artes de la Comunicación”.
-“Abogados penalistas consultados por Periodista Digital consideran que Melchor Miralles podría ser imputado por varios delitos penales”.
-“En caso de que como “Director de la escuela de Reporteros de Televisión de Tracor (titulación oficial)”—así lo describe él mismo en su CV oficial de la Academia de Televisión—hubiera firmado cualquier tipo de documento oficial de la Universidad CEU San Pablo habría cometido un delito de falsedad documental (art. 392 CP), penado con hasta tres años de cárcel”.
-“Si para ser admitido oficialmente en el claustro de profesores del Master, cuyo requisito indispensable es estar en posesión del título de licenciado universitario hubiera exhibido titulación alguna,……, habría cometido asimismo un delito de falsificación…”.
-“Y en caso de que los crédulos responsables de la Universidad hubieran aceptado la palabra de Miralles asegurando que cumplía todos los requisitos –le ley obliga para poder ser profesor haber pasado satisfactoriamente por la facultad–, Miralles habría incurrido, tal como determina el artículo 403 del Código Penal, en un delito de intrusismo……penado con hasta dos años de prisión”.
-“Penalistas consideran que la Fiscalía una vez tenga conocimiento de estos hechos debería proceder de oficio contra Melchor Miralles por los delitos de falsificación e intrusismo, dado que su currículo oficial de la Academia de Televisión figura como “Director de la Escuela de Reporteros de Televisión de TRACOR (titulación oficial)” y que en el listado de miembros del claustro del Master aparece como profesor. Añaden que, al ser delitos distintos, las penas se sumarían por lo que el ex periodista podría llegar a ser condenado a 5 años de cárcel. En caso de que la Justicia le considerara autor de los delitos, podría acceder a la libertad condicional a los cuatro años, siempre que no volviera a delinquir, en cuyo caso sería inmediatamente privado de libertad”.

No voy a ser yo quien diga cuales son los delitos que ha cometido quien ha escrito esta canallada. E insisto en que no he de dar explicación alguna, pero si quiero responder porque creo que Tracor, el CEU y los alumnos lo merecen. Trataré de hacerlo sintéticamente para no aburrirles en exceso:

-Melchor Miralles jamás ha presentado en ningún sitio un currículo falseando su historial académico.

-Melchor Miralles no es profesor universitario de la Universidad San Pablo CEU y no figura como tal en ningún sitio.

-Nada impide legalmente en un Master que los alumnos reciban la experiencia en forma de conferencias, seminarios o sesiones de experiencia de cualquier profesional de renombre sin que éste necesariamente sea profesor universitario o cuente con titulación habilitante para ello. Sirva como ejemplo que Steve Jobs (Presidente de Apple) o Bill Gates (Fundador de Microsoft), imparten habitualmente conferencias y lecciones magistrales en las más importantes Universidades de todo el mundo y ninguno de los dos cuenta con un grado universitario.

-Melchor Miralles es, y seguirá siéndolo mientras D. José Antonio Puente, presidente de Tracor, lo considere conveniente, director de la Escuela de Reporteros de Televisión y miembro del Consejo Asesor de Tracor. El puesto de director de la Escuela es de gestión y desarrollo, no es un puesto académico. Su función es la propia de la dirección no académica, es decir, fundamentalmente actuar como consejero en la orientación profesional tanto del Programa como de los alumnos, tratar de propiciar la emisión de los reportajes que elaboran, buscar enlaces con la industria de la televisión, generar oportunidades profesionales y laborales para los alumnos y ejercer una labor tutorial y de asesoría profesional a disposición de todos ellos.

-El director del Master Universitario en Reporterismo e Investigación Periodística para Televisión es Miguel Angel Rodríguez Caveda, licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual y profesor perteneciente a la Universidad San Pablo CEU y a su facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación, cómo nítidamente queda recogido en la página web de Tracor que el mencionado panfleto ha recogido solo parcialmente.

-El título de este Master Universitario en Reporterismo e Investigación Periodística para Televisión es oficial, y por ello Melchor Miralles informa de ello a los alumnos interesados en inscribirse en el mismo, en su calidad de director de la Escuela de Reporteros.

-Todos los profesores responsables de asignaturas del Master tienen la habilitación académica exigida y son ellos los que califican a los estudiantes.

-Melchor Miralles, y muchos otros profesionales, periodistas o no, aporta su experiencia profesional como periodistas y reporteros de investigación en sesiones que tienen como función traspasar la frontera académica y situar a los estudiantes en la práctica real de la profesión.

-Los alumnos se benefician de la experiencia contrastada de un o unos profesionales. De hecho, cuando se informa en el apartado correspondiente al Claustro y las personas referenciadas en la página web de Tracor se dice literalmente: “En este listado se recogen los nombres y perfiles de los profesores que han colaborado en el Máster en el último año académico impartiendo clases, conferencias, tutorías o asistiendo a los Tribunales evaluadores convocados durante el curso”.

-Melchor Miralles no ha llevado nunca ni lleva en la actualidad la responsabilidad de ninguna asignatura como corresponde a un profesor universitario, como pueden acreditar todos los alumnos que en los últimos seis años han pasado por estos Master de Tracor y el CEU.

-En contra de lo que se asegura en el panfleto, nadie de www.periodistadigital.com se ha dirigido ni a Tracor ni a Melchor Miralles para contrastar esta información falsa, capciosa, torticera, injuriosa, calumniosa y difamatoria. Quienes la han escrito, como viene sucediendo en ese panfleto desde hace años, sabían antes de hacerlo que sus afirmaciones eran falsas, sus sugerencias tendenciosas y sus conclusiones absolutamente falaces.

-Melchor Miralles, periodista, miembro de la Asociación de la Prensa de Madrid, de la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión y de la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas, director de la Escuela de Reporteros de Televisión y miembro del Consejo Asesor de Tracor, ha dado además sesiones y lecciones de experiencia profesional en el Instituto de Empresa, en la Universidad Complutense de Madrid, en la Universidad de Navarra y en muchas otras universidades españolas y extranjeras asiduamente durante los últimos treinta años. Y seguirá haciéndolo siempre que le inviten a ello.

-Quienes desde ese panfleto vienen difamando, calumniando e injuriando a Melchor Miralles no conseguirán entrar en una polémica pública para adquirir de ese modo notoriedad, y tendrán cumplida respuesta a sus patrañas en los tribunales. No acostumbro a polemizar con periodistas que incumplen reincidentemente a sabiendas sus obligaciones profesionales vulnerando reiteradamente los códigos deontológicos más elementales. Por los motivos ya expuestos y porque ellos se califican a sí mismos con sus escritos.