“No voy a ser cínica, me gusta ser clara y te diré que una chica fea no tiene ninguna oportunidad de estar en un programa como este, asi de cruel es el mundo de la televisión”. Así respondió Paula Prendes, reportera del famoso programa de La Sexta, en un encuentro digital de El Faro de Vigo. Más claro agua. Bueno, pues ahora que los chicos de La Sexta, reyes del feminismo, abanderados de la progresía, adalides de la defensa de los derechos de la mujer, azote de carcas y machistas, perseguidores implicables de todo aquel que osa no alinearse con su fanatismo, látigo de la telebasura, expendedores oficiales de carnets de demócratas, divulgadores de noticias tan falsas como la de los suicidas de Leganés, ahora, digo, que Jaume Ruores, Antonio García Ferreras y compañía nos expliquen como casa este criterio de selección con los principios que dicen defender.

Así aparece recogido en un interesante artículo de vanitatis de www.elconfidencial.com que os recomiendo.

Ya lo sabeis, mujeres, si estais sobradas de talento, si os habéis formado adecuadamente, si vuestro nivel de capacitación es óptimo, si estáis capacitadas para ejercer el periodismo o para presentar un programa de televisión, no se os ocurra presentaros a una oferta de trabajo en esa casa si además no sois bellas. O mejor, si vuestra belleza no encaja con los cánones de belleza que tienen los oficiantes de esta ceremonía del cinismo y la hipocresía que rigen los destinos de esa cadena. La Sexta es solo para guapas, o mejor, es solo para aquellas a quienes consideren guapas los responsables de La Sexta. A ver qué dicen ahora Leire Pajín, Bibiana Aido, Trinidad Jimenez o Carme Chacón, cuyo esposo mantiene vínculos de estrecha amistad y mantuvo incluso vínculos societarios con quienes rigen los destinos de esta cadena de televisión tan progre y tan graciosa en la que solo pueden trabajar los que ellos consideran guapas.

¿Dónde están las asociaciones feministas para protestar? ¿No se vulnera de este modo el derecho al trabajo de muchas mujeres preparadas sobradamemnte? ¿Cuando harán una concentración de protesta y denuncia de este comportamiento machista hasta la médula?

Esó sí, estos defensores del feminismo de pacotilla que desdeñan el talento y sólo buscan la belleza en las mujeres a las que contratan, según nos cuenta una de las chicas que trabaja para ellos, se lanzan al cuello de Salvador Sostres y de cualquiera que se atreva a decir cosas que a ellos les parezcan mal. Vaya por delante que las expresiones de Salvador Sostres robadas por los operarios de Telemadrid en un corte publicitario me parecieron machistas, repugnantes, lamentables, desagradables, groseras, zafias, impresentables y que formulo mi más severa crítica a este columnista con tanto talento como ganas de provocar con modos que me desagradan y de los que discrepo de forma radical. Como, visto el video, me parecieron igualmente lamentables, zafias, groseras, impresentables, desagradables, machistas y repugnantes las risitas cómplices de Alfonso Ussía, de las que casi nadie habla. Y más aún en contraposición al silencio nada cómplice de Antonio Casado y Antonio Pérez Henares, dos caballeros, dos tipos bien educados, presentes en el plató junto a ellos, que me imagino la verguenza que debieron pasar, porque les conozco a ambos.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero dicho esto, Sostres no ha cometido ningún delito. Sostres, en un tono para mi lamentable, nos contó que le gustan las chicas de 17, 18 y 19 años. Hizo comentarios acerca del físico de las chicas de esta edad. Al escuchar sus palabras me parecieron lamentables, zafias, repugnantes, no las comparto en modo alguno, censuro su comportamiento, pero de ahí a poner en marcha la Inquisición en su contra, pedir que se le prohiba expresarse, exigir que sus palabras y sus opiniones no puedan ser escuchadas, reclamar la aniquilación social de Sostres, hay un término medio. Porque Sostres no cometió ningún delito. No incurrió en ningun comportamiento que vulnere la legalidad.

¿Van a pedir responsabilidades estos Torquemadas del progresismo, estos vigilantes de las esencias de la progresía a quienes aplican como criterio de seleccion de personal en su cadena de televisión el que Paula Prendes nos ha contado que aplican en La Sexta?. Pues claro que no. Ellos seguirán a lo suyo. Darth Vaider continuará descojonándose de las feas y comentando “no se ni para qué se presentan” al terminar las entrevistas de trabajo. Las guapas, aunque sean imbéciles y carezcan de preparación, podrán aspirar a trabajar para este ejército de progres y feministas de pacotilla y como “son casi como una familia”, que nos ha dicho la Prendes, y se rien mucho, y ganan una pasta, seguirán ejerciendo de fariseos.

Sabeis lo que os digo. Que no me gustan ni Sostres ni estos guardianes del progresismo y el feminismo. Pero puestos a quedarme con uno o con otros me quedo con Sostres, que al menos no me engaña, me dice lo que piensa, es sincero y tengo la posibilidad de discutir con él, discrepar radicalmente de él y, quien sabe, igual le convenzo de sus errores. Los otros no sólo es que contratan unicamente a las que ellos consideran bellas, es que a quienes no piensen como ellos no solo no les contratan, sino que les persiguen y tratan de aniquilarles social y profesionalmente. Asco me dan. Miedo ninguno. Ya veréis como me ponen cuando lean estas líneas.