Unas pocas palabras para pediros disculpas a todos vosotros, lectores de este blog y de www.elconfidencial.com. En mi columna del pasado jueves atribuí al capitán Furillo de la mítica serie “Canción triste de Hill Street” una expresiones que en realidad correspondían al sargento Phil Esterhaus, interpretado si no vuelvo a equivocarme por Michael Conrad. Algunos lectores me han afeado la conducta y han criticado mi texto por este error. Lo acepto y pido las correspondientes disculpas, pero estoy seguro de que mas de uno de vosotros coincidirá conmigo en que este desliz no significa más que un error, y no anula ni resta el valor que tenga, mucho o poco, el contenido de las noticias, comentarios y opiniones que expreso en el post. O al menos así lo creo yo. Es lo que tiene no entrar en Google a veces antes de escribir.

Y aprovecho este texto/fe de errores para decir que en la frase que transcribí casi literal me equivoqué también. Donde decía “before then do it to us” debía decir “before they do it to us”. Corregido queda gracias a la advertencia que me hace un amigo twitero, porque yo no me había dado cuenta.

Reconocidas estas meteduras de pata, reitero. La ministra de Defensa, Carme Chacón,  está más que cabreada con el presidente Rodríguez Zapatero, como muchas otras mujeres en el PSOE; Blanco sigue en el control de las listas electorales; el personal insiste, creo que equivocado, en que Rubalcaba es seguro sucesor y mis fuentes socialistas me insisten en que si ZP no se presenta, no le quedará otra que convocar un Congreso sucesorio o poner en marcha unas primarias. Y en ambos escenarios descartan que Rubalcaba tenga opciones reales de ganar e incluso dudas de que en ese escenario acepte presentarse por más que el presidente se lo pida.

Y se acercan las elecciones catalanas, donde los socialistas pueden ser víctimas del primer revés considerable en las urnas, antesala de otros que les esperan. El patio está calentito. Y me soplan que aunque no está decidido, es muy probable que Jaume Roures decida que el Barça-Real Madrid fijado inicialmente para el mismo domingo 28 de las elecciones se juegue finalmente el sábado 27 a las 20 horas. Y Darth Vader, que se siente derrotado, sigue con sus conspiraciones. Hablaremos de ellas