Frente a las cámaras sonríe. El ha debido decir algo gracioso, porque las reporteras también lucen risa y dentadura. Una algarabía de cámaras, micros y periodistas. Y Sebastian Vettel, el gran campeón, el hombre que puede terminar empequeñeciendo al gran Michael Schumacher. Vettel, el piloto que ha convertido la Fórmula 1 en una competición en la que hay emoción por ver quien queda segundo.

Leer artículo íntegro en http://theobjective.com/blog/es/

http://theobjective.com/es/#!ultima-carrera-de-la-formula-1-5d2c2