En el deporte, como en la vida, las cosas no suceden por casualidad. El éxito de la Selección Española de Baloncesto, de esta generación de jugadores, difícilmente igualable, en los Juegos de Londres, con la épica derrota que supo a victoria en la final contra EEUU, es el fruto del esfuerzo y el talento de los jugadores, todos ellos formidables, pero también la consecuencia del trabajo los clubes y sobre todo de la Federación Española de Baloncesto (FEB), que preside José Luis Sáez. Hay futuro, porque se han construido adecuada y ejemplarmente las bases para propiciar un relevo que nos permite seguir siendo optimistas.

Desde que llegó como vicepresidente ejecutivo a la FEB en 1998, con Segura de Luna como presidente, Sáez ha diseñado una estructura organizativa y de trabajo ejemplar. En 2004 asumió la presidencia y esperemos que el no se canse. Es sin duda, gracias a su talento y al formidable equipo de profesionales que le rodean, el mejor directivo del deporte español, y porque desarrolla su trabajo adecuadamente, con criterios profesionales, porque es desde el siglo XX un gestor del Siglo XXI, bajo su mandato España ha obtenido una cosecha de oro en competiciones internacionales. Ha ganado 67 medallas en todas sus categorías. 67, sí. No son solo los 3 oros, 5 platas y 1 bronce de la absoluta masculina que copa todas las portadas. Son 1 plata y 5 bronces de la absoluta femenina; 1 oro y 1 bronce de la senior B masculina; 2 bronces de la senior B femenina; 1 oro, 2 platas y 5 bronces de la sub 20 masculina; 2 oros y 2 platas de la sub 20 femenina; 1 oro de la sub 19 masculina; 2 platas de la sub 19 femenina; 2 oros junior masculino; 1 oro, 1 plata y 1 bronce de la junior femenina; 1 oro y 1 bronce de la sub 18 masculina; 2 oros y 3 platas de la sub 18 femenina; 6 oros, 1 plata y 1 bronce de la sub 16 femenina; 2 oros, 1 plata y 1 bronce de la sub 16 masculina; 1 bronce de la universitaria masculina; 1 oro de la universitaria femenina; 1 oro, 1 plata y 1 bronce de la cadete masculina; 3 oros de la cadete femenina y 1 oro de la 3×3 femenina.

Lo histórico no son solo las medallas, sino el trabajo de Sáez y su equipo, que han sido capaces de conseguir un presupuesto superior a los 20 millones de euros huyendo de la cultura de la subvención, y han conseguido que el 80 por ciento de sus ingresos llegan de recursos propios y patrocinadores.

Sí, hemos sido subcampeones olímpicos, campeones del mundo y de Europa. Tenemos una generación de jugadores fantásticos. Pero solo con ellos no haríamos llegado hasta aquí. Han tenido a esta FEB de Sáez gestionando su esfuerzo y los sueños de tantos aficionados. Este equipo, esta Federación, son sin duda, el mejor equipo español de la historia de nuestro deporte. Así de sencillo. Trabajo en equipo, profesional, sin cuentos de la lechera, al servicio de unos jugadores formidables que existen porque la Federación ha construido desde abajo con sentido común y gestión eficiente y moderna una FEB que lo ha hecho posible.