Artículos en la categoría: columna ABC

No hay forma de huir del asunto. Aunque canse. Ni en los medios de comunicación ni en la calle. La corrupción lo puede todo. O mejor, la nefasta actitud de los partidos ante la corrupción. Y después de una semana de debate sobre el debate, todo sigue igual. Porque mientras los ciudadanos asisten deprimidos al espectáculo de la política patria, los cuarteles generales de los grandes partidos siguen a lo suyo. Manejando encuestas, haciendo política cortoplacista y cegata. Tratando de no perder su sitio. Encastillados en el mantenimiento del status quo. Instalados en el miedo al cambio profundo y necesario y el temor a la desaparición que no es imposible.

Leer el artículo completo »

Lo explicó con tino Ignacio Camacho en estas páginas. El Padre Jorge, “el jefe de la Iglesia, el vicario de Cristo, se siente todavía el párroco que fue en los suburbios de Buenos Aires. El cura que escucha, el clérigo de barrio. Y si no se siente lo hace sentir a los demás”. Y esto es bueno, e importante. Lo decía Ignacio por la lección que ha dado tomándose muy en serio el asunto de los abusos sexuales, donde parece que hay, quizá, una trama organizada. Se habla de personal relevante de la diócesis de Granada. No le ha temblado el pulso para actuar. Para llamar a la víctima, sin intermediarios, y para lanzar un mensaje, uno más, de que este asunto serio y feo que toca de lleno al tuétano del crédito, la reputación y la honra de la Iglesia, no se lo toma a chacota. Y le queda trabajo. Pero me consta su empeño en hacerlo.

Leer el artículo completo »

Ya le han entronizado. Pablo Iglesias tiene mando en plaza en Podemos. Y con un sistema de elección con aspectos cuestionables, pero mucho más deseable que el empleado por otros partidos instalados en el pasado. Nada más ser elegido, ante un público entregado a la causa y al líder, Iglesias, un hombre bien formado, con buena cabeza, rodeado de personas también inteligentes, sagaces, astutos y osados, lanzó un mensaje para neutralizar el miedo y captar votos a un lado y otro. Trató de huir del tono mitinero al uso y perfiló con trazó aún grueso lo que podría entenderse como un plan de Gobierno.

Leer el artículo completo »

Tengo la impresión de que el personal está cansado. De casi todo. De la milonga gubernamental sobre la mejora de los datos macroeconómicos. Del retroceso en la economía comunitaria. Del desempleo insoportable. De Cataluña y la recua de impostores que juegan alentando las emociones viscerales sabiendo que el juego puede tener consecuencias nefastas. Del Gobierno que aletea ensimismado en el horizonte electoral. Del PP que se fractura y agoniza. De Monago, su novia sufragada, sus viajes y sus incoherencias. De la infanta y el escándalo del Ejecutivo y la Fiscalía travestidos de defensores donde debían defender el interés público. Del PSOE que lo intenta, pero sigue con buena parte de los mismos jugando a que pueden aunque saben que no podrán. De Podemos y su populismo barato con el que engorda las expectativas. Del CIS cocinado que nos aporta una fotografía que en vez de dibujarnos un horizonte de imagen en color nos tira al sepia. Me da, sí, que el personal está cansado ya, harto de estar harto de la mediocridad rampante. De esta política de vuelo rasante y mirada a corto y miserable plazo.

Leer el artículo completo »

Escribo estas líneas recién aterrizado de México. Ayer leyeron ustedes el relato de cómo casi nos cuesta la vida tratar de documentar el horror que viven tantos en este país. Transitaba con mis cuerdos de atar y con los nadie centroamericanos, por un Estado que es, como en el cuento de Cortázar, casa tomada. México se pudre. Es el trópico del delito. La sede de la desolación. Las fosas escupen huesos. Las flores son de fuego. El crimen organizado (narcos, sicarios, pistoleros, zetas, cárteles, tratantes de seres humanos y demás ralea) corre por las venas del Estado y se confunde con los tres poderes. Nadie está a salvo de desaparecer sin que jamás alguien pague por ello. Y los malos, que nunca sabes por dónde te van a salir, te parten la madre, te brincan, te chingan en cuanto huelen el miedo o la debilidad. Porque de eso se trata, de que se les tenga miedo.

Leer el artículo completo »

Siguen cayendo piezas del puzle de la porquería que anega la política en España. Ahora Granados y una ristra de alcaldes populares y socialistas. El PP es un partido en el que seguro que la mayoría es gente decente, sí. Pero además, gente dócil y cobarde que no se rebela y pone pies en pared para que los que dirigen el cotarro desaparezcan y pueda respirarse aire limpio en el partido.

Leer el artículo completo »